viernes, 22 de diciembre de 2006

La vida como un espejo II



De vez en cuando necesitamos ver nuestra imagen invertida en el espejo adecuado para devolvernos a nuestro diminuto tamaño natural.

3 comentarios:

Oronet Commander dijo...

Pues sea cual sea nuestro tamaño y nuestro grado de distorsión, el caso es pasárnoslo bien, y días tenemos ahora para cumplir ese objetivo. Aprovecho por tanto este comentario para desear Felices Fiestas y el mejor de los años que vienen posibles a esa familia asturiana que tan entrañable ha convertido a una ciudad que hace apenas unos meses ni siquiera conocía: Gijón.

Un abrazo a todos

dime ho dijo...

Gracias Oronet, incorporaremos tu imagen mediterránea a mi espejo virtual.

Maitena dijo...

a veces ese espejo,no muestra ese otro lado que no siempre queremos ver....y efectivamente,tambien, nuestro diminuto tamaño...preciosa foto....

un saludo

maitena