martes, 5 de diciembre de 2006

Caminos paralelos



Antes de ser compañera de la religiosa, la farola fue fiel compañera de este "sin techo" que enlazaba la noche con la mañana, confundiendo el último trago de aquella con la primera comida del nuevo día.
Los dos andan el mismo camino, la puerta de la iglesia les espera a ambos aunque ambos desempeñarán diferente función.

2 comentarios:

Oronet Commander dijo...

Reconozco que ésta me gusta menos que la de la monjita. Creo que la gracia de ambas fotos está en la oposición entre las figuras, sus sombras y las de las farolas en un ambiente tan limpio y cuadriculado como esa pared. Por eso creo que funciona mejor la toma lejana, que deshumaniza la situación y permite el juego de sus elementos.

dime ho dijo...

Da gusto tener siempre al lado a tu corrector particular. Gracias Oronet el Deshumanizador (aquí haría falta un emoticón sonriente)