miércoles, 9 de noviembre de 2016

Malas noticias


La telefonía móvil es una buena herramienta de comunicación, pero no cuando se trata de dar o recibir malas noticias.
El dolor que sientes cuando recibes una "mala noticia" hace necesario que éste  sea amortiguado por la empatía, besos o abrazos del que transmite el aciago mensaje. Y esto, por desgracia, no lo dae la comunicación a distancia.