viernes, 4 de mayo de 2012

Mi primer disparo


Ya en mi adolescencia estaba considerado por los amigos como beligerante contra las armas bélicas, valga la paradoja. Aún así, mi primer autorretrato fotográfico lo realicé de un certero disparo con una escopeta de perdigón en una de las barracas feriantes que año tras año acudían a mi pueblo por las fiestas patronales, que ironía del destino, se celebran cada 18 de Julio.

2 comentarios:

ERUBICON dijo...

Esta claro que a ti eso de la mili no se te dio bien. Seguro que el perdigonazo se lo llevó el tendero....

Fernando dijo...

Pues yo creo que rompiste el palillo y conseguiste premio. Los que acostumbramos a disparar fotos solemos tener buena puntería