martes, 7 de septiembre de 2010

Envidia perruna


¡Qué vida más perra!
GUAU
Mientras él pasea en bicicleta con su dueño yo me paso toda la mañana guardando cola para que mi amo pueda conseguir sus bonos toreros.
GUAU

2 comentarios:

ERUBICON dijo...

Es la diferencia entre el perro proletario y el de clase media... por cierto... tu tienes bicicleta.... luego eres de clase media alta (tu bici es de las caras.... jajajaja)

dime ho dijo...

Y tu tienes bono taurino... luego eres de la clase alta (no en Cataluña, claro).
Te espero el jueves a las 7 y media. No puedes faltar a la inauguración de "La playa habitada". Las toallas las llevo yo.