viernes, 9 de abril de 2010

El árbol de su vida



A pesar de la severa advertencia del doctor él consumía con fatiga las últimas hojas del árbol de su vida.

5 comentarios:

Katia dijo...

Hola Josema, tengo que confesarle que sus fotos son mágicas. A todo el que pueda le hablo de sus imágenes. Cada vez que necesito recargar baterías, abro está página y mi mente viaja. Gracias por este remanzo, por esta esquinita tan singular y sensible. Un abrazo
Katia

Katia dijo...

Hola Josema, tengo que confesarle que sus fotos son mágicas. A todo el que pueda le hablo de sus imágenes. Cada vez que necesito recargar baterías, abro está página y mi mente viaja. Gracias por este remanzo, por esta esquinita tan singular y sensible. Un abrazo
Katia

dime ho dijo...

Gracias Katia, se agradece este ánimo caribeño.

Salvador Altimir dijo...

Genial. Muy buena. Disculpa que use lenguaje flickeado pero ando con esas malditas prisas....

Almendra dijo...

simplemente excelente!