domingo, 4 de enero de 2009

Oteando los últimos rayos de sol


Sentado en lo más alto, la tranquilidad del mar le sosegaba su mal día. Al final del camino, la pareja de paseantes, ajenos a sus problemas, buscaban en otra parte del verde mar, no sosiego sino relajo.

2 comentarios:

Salvador Altimir dijo...

¿Sabes que es una fotografía estupenda?

dime ho dijo...

Gracias Salva. La foto me gustó cuando la vi por el visor pero la impericia del fotógrafo no hizo justicia a lo que el ojo veía.