viernes, 26 de diciembre de 2008

Noche de Paz



La fría noche del 25, cuando todo Gijón despereza de la larga velada de Nochebuena, este inmigrante rumano intenta alegrar la fría tarde con las notas de "Noche de Paz" de su melancólico saxofón, lejos de su tierra natal.
La mayoría pasa de largo como si no oyese la dulce melodía navideña, otros le regalan una tímida sonrisa y unos pocos se acercan a depositar sobre la funda de su trompeta unas monedas que agradecen su nostálgica música.

1 comentario:

Monelle/Carmen dijo...

Así mismo es. Muy buena fotografía, sobre todo la sensación de soledad que trasmite. Gracias, seguimos conectados. Felicidades.
Carmen