jueves, 28 de agosto de 2008

¡Ah, the love!



El ocaso se pone sobre la bahía de San Lorenzo.
Es hora para la ternura y el amor.

2 comentarios:

ERUBICON dijo...

Que ternura me infunde tu foto. Las tijeras le van muy bien. Yo, será por los años, ya no considero el ocaso como el mas adecuado para eso....

dime ho dijo...

Eduardo no te quejes que además del ocaso tienes a tu favor "el poniente" y "el levante" (je, je)